Niños desobedientes

niños_desobedientes_1638027

La rabieta de un hijo puede indicar algo más que un simple enfado. Si son habituales es probable que este reclamando la atención de los padres.

Muchas veces los niños necesitan desafiar a los padres, forma parte de su crecimiento y desarrollo natural. Ponen a prueba sus límites, pero también los nuestros. Los gritos, el llanto las papeletas son formas de expresarse. Los niños más pequeños no saben como explicar lo que les pasa y muchas veces se comportan así para llamar la atención.

Lo primero que hay que valorar es si se trata de un comportamiento negativo puntual por un suceso concreto, o si es una actitud habitual, y desde cuando viene sucediendo. Muchas veces ese comportamiento viene dado por una situación o un cambio importante que el pequeño no acaba de aceptar, como puede ser una separación de los padres, la llegada de un hermanito, el inicio de la escuela, etc. Otras, viene dado por la actitud familiar, falta de dedicación a los hijos, poco diálogo, o mala comunicación en el hogar.

A veces basta con preguntar al niño por el motivo de su descontento o enfado para saberlo. En cambio otras, deberemos intentar averiguarlo con paciencia, cariño, observándolo, y con preguntas sencillas cuando esté en una actitud más comunicativa y relajada.

Cuando no hace caso

Frente a una actitud desobediente hay que hablarle con calma y tranquilidad. Debemos colocarnos a la altura de sus ojos, mirarle fijamente a los ojos, y decirle que su comportamiento no es aceptable, utilizando un tono firme y seguro pero sin levantar la voz. Si vuelve a repetir el mal comportamiento, una vez que ha sido avisado, es porque nos esta poniendo a prueba. En ese caso no hay que dejarlo pasar. Lo más recomendable es llevarlo al “rincón de pensar”, un espacio donde puede estar sólo y sin distracciones para que medite sobre su comportamiento (tantos minutos como años tenga). Pasado el tiempo hay que preguntarle si sabe el motivo del castigo y si no está seguro, entonces debemos explicárselo. Para acabar, tiene que pedir disculpas, y cuando lo haga, le abrazamos y le besamos.

_____________________________________________________________________________________

ARTÍCULOS DE INTERÉS

Tu hijo necesita sentirse querido
No etiquetes a tu hijo
Consigue que tu hijo sea positivo
Controla sus rabietas
Los niños que mienten

_____________________________________________________________________________________

7 thoughts on “Niños desobedientes

  1. Hola, tengo un niño de 7 años que esta un poco rebelde. Pega a su hermano de 3 y contesta mucho sobretodo a mi (mami) cuando le llamo la atención me imita y en ocasiones me falta al respeto, su vocabulario tampoco esta siendo del todo adecuado. No ha habido modificaciones en casa ni nada nuevo, sin embargo en el cole parece otro niño, estoy desesperada ya no se que hacer, le he castigado, reprendido, le he quitado sus cosas favoritas pero nada m funciona, no se si tendré que contar con un especialista o algo pero esta situación me supera, he llegado al punto de solo ejercer como madre en el sentido de solo hacer con el lo básico, le he dicho q mientras siga con esa actitud no lo atenderé con juegos, mimos, ni nada de recompensas pero no se si hago bien porque con el hermano si lo haré y no se si con esto creare celos, por favor necesito consejo…

    1. Hola, pues precisamente creo que es una llamada de atención. Prueba lo siguiente: intenta hablar con él, dile que desde que nació el hermano quizá no has tenido mucho tiempo y que a partir de ahora le vas a dedicar todos los días un tiempo en exclusiva para estar con él (jugando, compartiendo, cocinando,leyendo, etc.). Busca un momento en el que tu pareja u otra persona se ocupe de tu hijo pequeño, para que le puedas dedicar al menos media hora en exclusiva. Creo que pueden ser celos, con lo que no es bueno acrecentarlos sino todo lo contrario. Aunque vigila con la tiranía y que se vuelva exigente y egoísta, o se comporte mal. Si tiene un mal comportamiento lo castigas 7 minutos en el rincón de pensar. En la web encontrarás varios artículos al respecto.

    1. Supongo que en casa está totalmente relajado, pero muchos niños cuando duermen fuera de casa y sufren de enuresis duermen con un estado de alerta, como si no se relajaran del todo, precisamente por miedo a tener escapes y quedar en evidencia. Puede que ese sea el caso de tu hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

11 − 4 =