Beneficios del masaje infantil

masaje_3

El  masaje es un medio de comunicación no verbal, practicado desde la antigüedad por numerosas culturas, que da como resultado personas sociables, seguras y amorosas.

A través del contacto haces saber a tu bebé lo mucho que le quieres y que puede estar tranquilo porque tú estás con él.

Los bebés en el vientre materno se sienten seguros y arropados, están en un ambiente tranquilo, sin cambios bruscos y del que reciben todo lo que necesitan. Pero todo cambia en el momento de nacer, de repente se encuentran en un lugar más frío y ruidoso y con luces muy intensas. Todos estos nuevos estímulos provocan en el bebé miedo e inseguridad, sensaciones que empiezan a calmarse en el momento que entra en contacto contigo. Tú, instintivamente lo arrullas, lo abrazas, le besas y le hablas suavemente, trasmitiéndole calma, tranquilidad y paz. Poco a poco vas notando como su cuerpecito deja de templar y de llorar, se relaja y disfruta del contacto igual que tú.

Toda madre coincide al decir que ese es uno de los momentos más maravillosos y mágicos vividos con su hijo. Revive pues cada día, mediante el masaje, ese momento tan especial.

El masaje te va hacer sentir segura de tu calidad como madre además de aprender a conocerle más en profundidad y va a ayudar a tu hijo a lo largo de su desarrollo.

En la vida de hoy, marcada por los horarios y las obligaciones, nos queda poco tiempo para disfrutar de ser padres, es importante reservar un poco para pasar momentos de calidad con nuestros hijos. El masaje es una actividad que, practicada con regularidad, nos ayudará a establecer un vínculo muy fuerte con nuestro hijo, unión que perdurará en el futuro.

Beneficios del masaje infantil

El masaje es una herramienta cariñosa y sencilla con la que podemos ayudar a nuestro hijo a mejorar su desarrollo físico, psíquico, emocional y social a la vez que establecemos con él un vínculo más íntimo y duradero.

Aquí te mostraremos que son muchos los beneficios del masaje y amplios los ámbitos que abarca:

Ayuda al desarrollo físico porque:

  • Estimula el desarrollo ayudando al proceso de aumento de peso.
  • Refuerza el sistema inmunitario.
  • Mejora la función respiratoria.
  • Estimula el sistema circulatorio
  • Favorece la elasticidad y la resistencia de la musculatura.

Ayuda al desarrollo mental porque:

  • Reduce el nivel de hormonas del estrés en sangre disminuyendo así la ansiedad y la depresión.
  • Estimula los nervios del cerebro, ayudando al proceso de aprendizaje.
  • Ayuda a dormir.
  • Mejora la coordinación del bebé.
  • Le ayuda a tener una idea de si mismo y de los límites de su cuerpo.

Ayuda al desarrollo emocional y social porque:

  • Aumenta la seguridad en sí mismo.
  • Al mejorar la relación con sus cuidadores le enseña a ser cariñoso y afectuoso con los demás.

Ayuda a establecer vínculos de calidad con los padres porque:

  • El niño recibe el contacto físico que tanto necesita.
  • Mantiene a la madre atento a su hijo sintiéndose ambos seguros y tranquilos.

Ayuda a la madre porque:

  • Aumenta su seguridad como cuidadora.
  • Les proporciona un mayor conocimiento y comprensión de su hijo.
  • Le permite conectar con su hijo a un nivel más íntimo.

Ayuda a aliviar pequeñas dolencias:

  • Mejora los problemas de gases, cólicos, estreñimiento.
  • Calma las molestias dentales.
  • Reduce la fiebre.
  • Mejora la congestión nasal y bronquial.

_____________________________________________________________________________________

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Como hacer un buen masaje
Consejos para hacer masajes
Mejora su salud con masajes
Tiempo de calidad con los hijos

ENLACES DE INTERES

Asociación Española de Masaje Infantil

_____________________________________________________________________________________