Disfrutar del carnaval

carnaval fiesta niños

Esta fiesta, celebrada ya por los egipcios, nos hace salir a la calle a desfilar luciendo disfraces de todo tipo, dejando atrás prejuicios y tabúes.

Se suele celebrar entre febrero y marzo, justo antes de cuaresma. Y aunque en la antigüedad se celebraba una gran fiesta para comer toda la carne antes de realizar el ayuno de la pascua, hoy en día su finalidad es lúdica.

Disfrutar del carnaval no es solo cosa de niños, a quien no le gusta, aunque sea solo por un día, deshacerse de la carga que llevamos y dejarnos llevar por un papel. Ser un personaje de comic, una cantante famosa o una locomotora de tren es posible en carnaval.

Nuestros hijos viven las fiestas con gran ilusión y el carnaval, sin duda, les entusiasma. Participa con ellos de la risa, planear con tiempo el disfraz. Siempre es interesante que toda la familia se disfrace de la misma idea.

No hay escusas del tipo… no tengo tiempo o no soy mañosa. Siempre hay un disfraz adecuado a vosotros. Si no tienes tiempo solo abre el armario y rebusca, seguro que tienes ropa que te pueda servir, no tiene que ser complicado, se trata de “tunearse” un poco y salir a divertirse con los mas pequeños.

A continuación te damos unas ideas de disfraces sencillos:

  • De Hippie: para este disfraz necesitas ropa de colores vistosos, un pañuelo como cinta en la frente, collares (que puedes hacer tu mismo con un cordón y una redonda de cartón pintada de colores o con algún símbolo). Si tienes el pelo corto puedes ponerte una peluca y hacerte alguna trenza.
  • De zombi: necesitaras ropa algo vieja para poder romper un poco y pintarla de manera que parezca manchada de sangre. Aquí lo divertido es hacerse un buen y “repulsivo” maquillaje.
  • De Los Increíbles: este atuendo es fenomenal si cada uno adopta el personaje de la película. Es sencillo, solo necesitáis vestiros de rojo, poneros guantes y braguero negro y haceros, con papel, el símbolo de esta familia tan especial.
  • De Heidi: este también es muy divertido porque los más pequeños se pueden disfrazar de Heidi (falda rosa y jersey rojo), de Pedro (pantalón azul y camiseta naranja) o de Clara (con vestido azul claro) y los papas se pueden disfrazar del abuelito y de la señorita Rotenmeyer (vestido negro y moño)

Como ves hay muchas ideas fáciles de llevar a cabo y si eres mañosa y nada se te resiste ya sabes que las bolsas de basura y el papel de pinocho sirven para llevar a cabo hasta la idea más descabellada.

Animaros a vivir con vuestros hijos de la magia del carnaval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro + cinco =