Consejos para hacer un buen masaje

masaje_bebe

Antes de iniciar el masaje a tu bebé has de crear un ambiente cálido y tranquilo en el que nada interrumpa el momento de comunicación entre tu hijo y tú.

A continuación te indicamos lo que has de tener en cuenta y lo que debes evitar a la hora del masaje:

A realizar:

– El momento más adecuado es entre las tomas.
– Realízalo sobre una superficie confortable.
– La habitación ha de tener una temperatura cálida (24-25 ◦ C) y con luz tenue.
– Tus manos han de estar relajadas, calentitas, libres de joyas y con las uñas no demasiado largas.
– Ten cerca lo necesario: aceite de masaje (puedes verter un poco sobre un cuenco), una toalla, un pañal.
– Colócate en una posición en la que te encuentres cómoda.
– Mantén una aptitud amorosa libre de tensiones y preocupaciones.
– Durante el masaje háblale, cántale o cuéntale un cuento y mientras no dejes de mirarle.
– Adapta la intensidad y el ritmo del masaje a tu bebé, observa su respuesta dejando, así, que él te guíe.
– Realiza movimientos lentos y rítmicos manteniendo siempre una de las manos en contacto con su piel.
– Sigue una rutina para que tu hijo sepa lo que viene después, le dará seguridad: pon música agradable, baja la intensidad de la luz, colócale sobre la toalla, explícale dulcemente lo que vais ha hacer juntos mientras le quitas la ropita, frótate las manos con el aceite e inicia el contacto con suaves caricias por todo su cuerpo para finalmente iniciar el programa del masaje.

A evitar:

– Nunca hay que hacerlo si tu hijo no quiere.
– No viertas el aceite directamente sobre su cuerpo, caliéntalo antes entre tus manos.
– No debes realizarlo de forma mecánica pues ha de ser un acto placentero para ambos.
– No puedes estar pensando en las tareas que te quedan por hacer o en la discusión que has tenido con tu jefe… el rato que estés con tu hijo has de estar al 100% por él.
– No realices el masaje con manos temblorosas o inseguras.
– No tienes porque limitar el masaje al rato destinado a ello, aprovecha otros momentos del día como a la hora del baño, cuando le cambias el pañal… ten en cuenta que el contacto afectivo puede ser tan importante como el alimento.
– No realizar el masaje los dos padres juntos, si los dos queréis hacérselo lo mejor es que un día lo haga mamá y al otro papá.

_____________________________________________________________________________________

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Beneficios del masaje infantil
Como hacer un buen masaje
Mejora su salud con masajes
Tiempo de calidad con los hijos

ENLACES DE INTERES

Asociación Española de Masaje Infantil

_____________________________________________________________________________________