Ayúdales a superar sus miedos

los miedos de los hijos

Los miedos no son algo que debamos ver como negativo, son parte del desarrollo de los niños. Y a lo largo de su vida van a ir apareciendo diferentes tipos de miedos.

En realidad no es más que una medida que adopta el cuerpo para protegerse. Si no tuviéramos miedo correríamos más riesgos y estaríamos sometidos a más peligros.

Los padres no queremos que nuestros hijos sientan miedo, pero lo más correcto es aprender a saber qué hacer cuando el niño sufra un proceso de miedo o pánico, y como ayudarle a superarlo y evolucionar.

A lo largo de su desarrollo los miedos van a ir cambiando, a la oscuridad, a la separación, a los seres imaginarios, a los desconocidos, a los exámenes, a las tormentas…. Y es en cada momento que debemos actuar adecuadamente para que estos miedos no se transformen en fobias sino que sean un mero recuerdo del pasado.

  • La primera cosa que debemos hacer es evitar y prevenir que el miedo llegue. Si conocemos la situación que le provoca sentirse asustado, debemos evitarla en la medida de lo posible.
  • Debemos proteger a nuestros hijos de las imágenes e informaciones audiovisuales no propias para su edad, así como evitar videojuegos, fotos, películas… no aptas para ellos.
  • No hemos de obligarle a enfrentarse a situaciones a las que no se sienta preparado, como por ejemplo, no querer saltar desde lo más alto, subirse a una atracción, etc. Aunque los padres pensemos que hacer algo que da miedo ayuda a superarlo, no es así. Cada niño tiene su nivel de madurez y debemos dejar que llegue a él sin someterle a presiones que puedan desencadenar en fobias futuras. Debemos encontrar el punto de equilibrio entre no dejar que afronte situaciones que son normales para su edad y obligarle a hacer algo que le produce miedo.
  • En muchas ocasiones los niños reaccionan según reaccionamos nosotros, es por ello que no debemos transmitirles nuestros propios miedos e inseguridades, siendo conscientes de cuál va a ser nuestra reacción.
  • En el momento que el niño está sintiendo miedo no debemos nunca de etiquetarle de “miedica” o “cobarde”. No debemos ridiculizarle ni por supuesto castigarle.
  • Fomentar y animar al pequeño en tener confianza en sí mismo y en sus padres. Si se lo piensa para tirarse del tobogán, no hay que decirle que no tenga miedo, sino ¡ánimo cariño, verás que divertido!, ¡mama te ayuda! y si se anima y se tira hay que reforzarle positivamente por lograrlo. O si suena un trueno y da un sobresalto, no le digas… ¡no pasa nada! Porque sí pasa, explícale que es lo que oye o únete a él con frases como ¡si que ha sonado fuerte!, ¡mama está contigo! y distráele con algún juego o actividad que implique música para atenuar el sonido de la tormenta.

Superar los miedos es crecer, madurar y debemos estar junto a ellos para que lo logren. Ayudarles y no ridiculizarles fortalecerá positivamente su autoestima.

 

DE INTERÉS:

Los miedos infantiles
Contar cuentos: grandes beneficios
Tiempo de calidad con los hijos

LIBROS:

niños-sin-miedoTodos los niños a lo largo de su vida tienen miedo a algo. Es una dificultad que cuando la superan les ayuda a ser más capaces. Pero en muchas ocasiones el miedo aumenta llegando a ser el protagonista de sus vidas, haciéndoles sufrir innecesariamente.

Niños sin miedo” es de gran ayuda para saber cómo debemos actuar los padres ante el miedo de nuestros hijos, para ayudarles a superarlo y evitar que convivan con ellos. Son muchas las situaciones que van a sufrir, primero miedo a la separación, luego miedo a los seres imaginarios, miedo a los exámenes…    >>> Seguir leyendo

__________________________________________________________________________________

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

diecinueve − cinco =