Ayudar a los hijos con sus deberes

ayudar_deberes_hijos_d

Los deberes son una parte muy importante en el desarrollo educativo de los hijos. Les enseña a adquirir un hábito de estudio individual, a ser disciplinados, organizados y a aprender y a mejorar por si mismos aquellas materias que les resultan más complejas.

Involucrarnos en sus deberes

Los padres debemos estar al corriente de las tareas que deben realizar los niños, sobretodo cuando estos son pequeños (educación infantil, primaria y secundaria).

Es importante motivarlos a estudiar y ofrecerles nuestro apoyo en caso necesario, aunque eso no significa que tengamos que hacer los deberes por ellos. Los padres y tutores estamos para ayudarles a repasar, preguntarles la lección, orientarles, o ayudarles a buscar información, corregirles o aclararles alguna duda. Pero el esfuerzo y el tiempo de dedicación al estudio han de hacerlo los hijos. Los niños deben ver que nos involucramos, y que estamos ahí solo si nos necesitan.

Podemos aconsejarles en métodos de estudio, tienen que aprender a saber aprender. No por estar muchas horas frente a un libro van conocer mejor la lección. Debemos ver si su método de estudio es adecuado, y si tenemos dudas al respecto siempre es recomendable hablar con el profesor del niño para que nos asesore y nos oriente. No hay que dejar la labor educativa solo en manos del profesor, es un trabajo en equipo, por eso la comunicación y buena relación con los profesores es vital.

Si durante el tiempo de estudio en casa, notamos que están cansados o “espesos” es conveniente recomendarles que hagan un pequeño descanso de 10 minutos para despejarse y volver al estudio con una mayor predisposición.

Demasiados deberes

Los deberes están pensados para que los niños dediquen un tiempo al estudio desde casa, pero no han de acaparar la totalidad del tiempo libre del niño sin dejarle tiempo libre alguno. Muchos padres creen que sus hijos tienen demasiados deberes. Los niños se pasan toda la tarde con las tareas del colegio y no tienen tiempo al ocio. Cuando esto sucede lo mejor es analizar primero si el niño tiene un método de estudio adecuado, que no se distraiga con facilidad y pierda mucho tiempo, o que tenga algún tipo de dificultad en la comprensión. Es conveniente consultar con su profesor para que entre ambos podáis descubrir cual es la causa.

Nuestro reconocimiento

No es necesario premiar con cosas materiales a los hijos por la realización de sus deberes. Ellos deben de entender como su esfuerzo será recompensado, con buenas notas, y no por la obtención de un premio. Pero sí podemos decirles cuanto nos gusta que sean responsables y disciplinados con sus tareas y lo orgullosos que nos hacen sentir. Nuestros elogios les motivarán mucho sobretodo en los primeros años académicos cuando todavía están adquiriendo el hábito diario de hacer los deberes y estudiar en casa.

 

2 thoughts on “Ayudar a los hijos con sus deberes

  1. Necesito ayuda!!!! Soy madre de una niña de 6 años… A todo me contesta que no… Necesita leer xq le cuesta mucho y no consigo que lo haga… No se fija, no quiere. Hace q no m oye… Termino chillando y desesperada y ella se sale con la suya xq no puedo mas…Tampoco es q haga lo q se le dice muy amenudo pero von lo de la lectura es peor. No puedo mas…

    1. Hola Maria, educar a los hijos no es fácil, intento darte algún consejo que a mi me ha funcionado para tu mismo problema. Primero, no grites, tu hija te reta y te pone a prueba para ver hasta donde puede llegar, si gritas y te alteras ella consigue su objetivo y tu lo pasas mal. Así que a partir de ahora, habla con ella y le explicas las nuevas normas de la casa: hablarás en tono normal, y las cosas solo se las dirás una vez, y si no hace caso habrá un castigo. No significa que tengas que estrictamente dura, pero tampoco permisiva. Los castigos más efectivos son la retirada de privilegios (parque, juguetes, televisión… ).
      Si la niña no tiene ningún problema de audición, y eso lo puedes comprobar tu misma, repite las cosas una vez y si no actúa pues cumple con el castigo que le hayas dicho. Y la lectura a mi me funciona el multiplicar el tiempo de lectura por el de televisión, media hora de lectura diaria por una hora de televisión… puedes hacer algo así o similar.
      Muchas veces los niños solo pretenden con ese comportamiento llamar la atención, acapararte por un momento. También me funciona meterme en la cama con mi hijo un rato todas las noches para leer, es un momento que estamos juntos, y ademas así superviso y corrijo su lectura. Intenta proponerle lecturas que sean interesantes para ella (cómics, cuentos , revistas infantiles…)
      Piensa que lo que tienes que conseguir es que tu hija adquiera el hábito, de un comportamiento y unas obligaciones diaria, e intentar que sea de la forma más agradable posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

16 − Nueve =