Cómo aumentar las defensas de tus hijos

aumentar las defensas en niños

El sistema inmunitario es el que nos protege de contraer enfermedades, quien tiene los mecanismos y herramientas para luchar contra los virus y bacterias, pero como en todo, ha de estar fuerte para la lucha.

Nuestros hijos están diariamente expuestos a una gran cantidad de patógenos, pero con la llegada del frio sus defensas suelen disminuir y corren el riesgo de sufrir gripes, pulmonías, neumonías… Por ello debemos estimular su sistema inmunológico y así aumentar sus defensas.

Te indicamos una serie de alimentos o sustancias que mejorarán su capacidad de protegerse contra las enfermedades en invierno:

  • Cítricos: las frutas como la naranja, mandarina, limón o kiwi son ricas en vitamina C. Conocida por su capacidad de fortalecer el sistema inmune así como por sus propiedades antioxidantes.
  • Yogur: muy recomendado por su contenido en probióticos, unos microorganismos muy beneficiosos para los intestinos y que además sirven para regular el sistema inmunológico.
  • Ajo: tiene muchas propiedades, favorece la circulación, gran bactericida y es un alimento que ayuda en procesos infecciosos de tipo respiratorio y digestivo.
  • Vitamina B6: esta vitamina, presente en cereales y alimentos como el ajo, es esencial para tener sus defensas fuertes.
  • Selenio: mineral imprescindible para que los glóbulos blancos (los encargados de eliminar los virus y bacterias que quieren infectar el organismo) realicen bien su función. Está presente en el ajo, pescado, las castañas o el huevo.
  • Germanio: además de favorecer la producción de anticuerpos, su presencia aumenta la eficacia del transporte de oxigeno por el organismo. Se encuentra en el ajo, los rabanillos crudos, los vegetales frescos y en cereales como la avena, cebada y centeno.

Una dieta equilibrada y rica en estos alimentos protegerá a tu hijo de los patógenos del invierno. Es recomendable empezar el día con un desayuno rico en estas vitaminas y minerales para estar fuertes todo el día.

Igual de importante que la alimentación para fortalecer las defensas es dormir las horas necesarias, no llevar un ritmo acelerado ni estresante, tomar algo de sol, hacer ejercicio, y sobretodo vivir en un ambiente de paz y armonía.

__________________________________________________________________________________

ARTÍCULOS DE INTERÉS

Nutrición infantil
Yogur, que no falte en la dieta
Frutas y verduras de temporada
Empezar con un buen desayuno
__________________________________________________________________________________

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

tres × uno =