Adolescentes y alcohol

alcohol en adolescentes

Son muchos los adolescentes que consumen alcohol como forma de diversión, ocio y entretenimiento. Pensamos que a nosotros no nos afecta, que nuestro hijo no bebe o no lo hará, que su educación es sólida, que jamás se dejará llevar por lo que hagan sus colegas, que no querrá demostrar a nadie que ya es mayor, que no ahogará sus problemas en un cubata, que no querrá evadirse… ¿Crees realmente que lo tienes controlado?

Educamos a nuestros hijos de la mejor forma que sabemos, intentando convertirlos en personas cívicas, responsables e inteligentes y, todo está más o menos controlado pero, cuando tu hijo llega a la adolescencia te das cuenta que muchos de los valores inculcados y acogidos son ahora ignorados por completo. La adolescencia es una etapa muy difícil y compleja, tanto para los hijos como para los padres, en la que chicos y chicas experimentan cambios físicos, psicológicos y sociables. Cambios que van a suceder con rapidez, situaciones nuevas que van a tener que aprender a afrontar, y que no siempre les va a resultar fácil. Adaptarse a la multitud de cambios que sobrevienen casi sin previo aviso, resulta complicado para unas mentes que, además, se ven obligadas a crecer a pasos agigantados.

Los adolescentes de ahora distan mucho de los de hace dos o tres décadas. Ahora, por norma general, son más caprichos, egocéntricos, exigentes, egoístas, prepotentes, impacientes, irresponsables, consumistas, confiados… resumiendo, bastante más inmaduros. Pero curiosamente en la actualidad estos chicos poseen más información, más conocimientos y mayor libertad que hace unos cuantos años, entonces… ¿por qué su actitud no ha evolucionado al mismo ritmo?, ¿es posible que quizá no hayan sabido aprovechar tales privilegios? Todas esas conductas llevan consigo consecuencias que pueden llegar a ser lamentables. Un adolescente con esa actitud puede salir de marcha con personas poco convenientes, tomando unas copas, probando alguna droga, fumando… y puede acabar en una banda, sufriendo comas etílicos, enganchado a alguna droga o muerto en algún accidente de coche por ir bebido. ¿Dónde está el límite?, ¿cómo se puede escapar de una vida inadecuada?, ¿qué podemos hacer para prevenir y corregir esas actuaciones?, ¿qué podemos hacer los padres para que nuestros hijos no consuman alcohol?

Quizá pienses que tu hijo, con una base educacional tan sólida, es imposible que pueda acabar así, pero debes de tener en cuenta que los adolescentes viven momentos delicados en los que pueden sufrir estados de ánimo depresivos como consecuencia de unas malas notas, un desengaño amoroso, una discusión familiar… La mayoría de las veces los hijos no recuren a sus padres en momentos de crisis. Y en ocasiones, para huir de esa situación los adolescentes pueden intentar buscar refugio en algo que ven en sus casas de forma habitual: el alcohol (cerveza, vino, vermouth… todas ellas bebidas muy habituales en la mayoría de los hogares). Aunque la inmensa mayoría consume alcohol cuando está de fiesta, los fines de semana, con los amigos, en celebraciones… también  lo pueden hacer a solas, y es entonces, cuando existe un problema realmente grave en relación con la bebida.

Sabemos que una ingesta elevada de alcohol puede provocar desenlaces lamentables pero, un consumo menor también puede derivar negativamente en su rendimiento escolar y laboral (malas notas y ausentismo), en su conducta y su relación con la familia (agresividad y poco sociabilidad) en su estado anímico (depresivo), en su concentración (despistes, falta de reflexión), es su salud física (cansancio, malestar general). Éstos son solo algunos de los trastornos que provoca la ingesta de alcohol.

Cómo prevenir o reducir el consumo de alcohol

  1. Mantén una relación abierta y de confianza con tu hijo.
  2. Trátale como a un adulto, ya no es un niño, aunque tampoco sea tan maduro como un adulto.
  3. Habla abiertamente sobre la bebida e intenta conocer su forma de pensar sobre el consumo de alcohol.
  4. Explícale, con un lenguaje propio para su edad (ya no es un niño y no le gusta que le traten como tal), las consecuencias que provoca el consumo de alcohol y como “trasforma” a las personas. Cuanta más información tenga y conozca tu hijo al respecto menos interés tendrá en consumirlo.
  5. Conoce a sus amigos, con los que va de fiesta, e intenta saber como son, sus gustos y aficiones.
  6. Promueve la vida sana, no solo en relación al alcohol: deporte, alimentación sana, sin tabaco ni drogas… Y predica con el ejemplo.
  7. Tu hijo captará tu conducta y tu relación con el alcohol, y en general todas las personas que le rodean. Así si en casa se consume de forma habitual es probable que él lo vea como algo normal y usual, menospreciando sus consecuencias. Eso no significa que debáis rescindirlo por completo, a todo el mundo le puede apetecer una cerveza de vez en cuando, pero lo importante es que su consumo no sea habitual, ni excesivo. Y debes explicarle a tu hijo que no afecta de la misma manera a un organismo adulto que a otro en pleno desarrollo como el suyo..

El alcohol es uno de los peores venenos, te nubla la mente y la vista, trasforma a quien lo consume afectando también a toda la familia, te engancha, te crea adicción y te mata lentamente. ¿Porqué no elegir un futuro mejor?

LIBROS RECOMENDADOS


¿Por qué beben?
Adolescentes y alcohol: claves para comprender a tus hijos.

.

 

5 thoughts on “Adolescentes y alcohol

  1. Hola. Sí que tiene mucho que ver la ingesta de alcohol con la violencia. Aunque no soy ninguna experta te puedo decir que el alcohol puede causar diferentes comportamientos, a unos les da por estar alegres, a otros depresivos, a otros les hace olvidar, algunos se crecen y se creen fuertes y supeeriores, y a otros les da por ser violentos. Además, también hay que ver que es lo que lleva a un jóven a beber alcohol de forma continuada y sin control. Un chico con presión, depresión, problemas…. que se sirva del alcohol para olvidar, es muy posible que la “realidad” que se encuentra después de la borrachera le produzca enfado y violencia.

  2. Hola, en el artículo ofrecemos unas pautas, concienciarlos desde pequeños y promover un estilo de vida en el que el deporte tenga mucho peso puede ser decisivo en mi opinión.

  3. Para mi la culpa de que los jovenes beban alchol es de los padres que dejan que sus hijos agan lo que quieran no le dan buena educasion

Comments are closed.